Vivir sin plástico es posible: 7 consejos para reducir el plástico en tu día a día

tips to reduce plastic waste

Hoy en día nos parece imposible vivir sin plástico, pero nada más lejos de la realidad. El plástico es, sin ninguna duda, uno de los grandes enemigos del medio ambiente.

Reducir el plástico en nuestra vida diaria debería ser una de nuestras prioridades, si queremos que nuestras decisiones sean más responsables y sostenibles. Por suerte hay muchos pequeños gestos que podemos hacer en nuestro día a día para generar la menor cantidad de desechos plásticos posibles.

Aunque son muchos más los cambios que podemos hacer para proteger el medio ambiente, hoy te traemos siete claves básicas que reducirán muchísimo tu consumo de plástico:

1. Utiliza bolsas de tela

Cada vez que vamos a un supermercado y pedimos que nos pongan las compra en bolsas de plástico estamos haciendo un gasto innecesario. Este gasto además es muy perjudicial para el medio ambiente. Puedes solucionarlo haciéndote con unas bolsas de tela que puedas lavar y reutilizar.

2. Compra productos a granel

Otra de las cosas que nos hace consumir cantidades enormes de plástico cuando hacemos la compra son los productos envasados. Por eso es mejor que des preferencia a los productos que vienen a granel. Cada día hay más establecimientos que permiten hacer la compra de esta manera y fomentan un estilo de vida más sostenible.

3. Si compras envasado que no sea en plástico

Continuando con los productos envasados, es muy importante que des preferencia a los envases de vidrio o de cartón. Los primeros puedes reutilizarlos para multitud de cosas (guardar restos de comida, plantar flores, usarlos para decoración…). Y los cartones y papeles resultan muy fáciles de reciclar. Mucho más que el plástico.

4. No utilices tuppers de plástico

Si comes fuera de casa habitualmente o si congelas comida con cierta asiduidad, probablemente tengas todo un arsenal de tuppers en casa. Si tus tuppers son de plástico no solamente estás haciendo un uso innecesario de este material, sino que también estás contaminando tus alimentos. Cámbialos por recipientes de cristal o acero inoxidable.

5. Elimina las botellas de plástico de tu vida

Las botellas reutilizables de agua o las jarras filtradoras para consumir agua del grifo son grandes alternativas para dejar de consumir botellas de plástico. Es uno de los residuos que más encontramos en basureros y que más desechos difíciles de reciclar producen por todo el planeta. Si te haces con una botella para rellenar de agua, te aconsejamos que sea de vidrio o de acero inoxidable, ya que otros materiales no son seguros para nuestra salud.

6. Evita en la medida de lo posible las cosas de usar y tirar

Pajitas, cuchillas de afeitado, compresas y tampones, etc. Para todo ello existen alternativas sostenibles y reutilizables que te ayudarán a cuidar el medio ambiente y también a ahorrar.

7. Utiliza pañales de tela

Aquellos que tienen pequeños en casa pueden plantearse eliminar de su consumo diario los pañales de plástico, y optar por alternativas reutilizables como los pañales fabricados con tela. Es una costumbre que se ha perdido y que nos vendría muy bien recuperar por el bien del planeta.

Todos estos consejos están muy relacionados con el estilo de vida Zero Waste del que ya te hablamos en el blog.

Parece difícil, pero siguiendo estas pautas conseguirás reducir el plástico que utilizas en tu vida diaria. Minimizando tu impacto sobre el medio ambiente y poniendo tu granito de arena para mejorar el planeta.